Oposiciones nacionales y Formación Profesional | La excedencia voluntaria por reagrupación familiar de los Guardias civiles

La excedencia voluntaria por reagrupación familiar de los Guardias civiles

22 Feb La excedencia voluntaria por reagrupación familiar de los Guardias civiles

La excedencia voluntaria por agrupación familiar se inicia a petición del interesado,  igual que otras modalidades de excedencia voluntaria. Para que esta pueda ser tramitada se tiene que da la circunstancia de que cada cónyuge preste servicios en diferentes localidades y que la distancia entre ambas localidades impida convivir diariamente en el mismo hogar a ambos. Su concesión está supeditada a las necesidades del servicio.

El requisito fundamental para poder disfrutarla  es que el cónyuge este desempeñando sus funciones en localidad diferente y distante como personal laboral de carácter fijo o funcionario en la Administración del Estado, Administración Local, Administración Autonómica, Órganos de la Unión Europea o en cualquier Organismo de carácter internacional. No es un requisito obligatorio para poder solicitarla  el cumplimiento de periodo de prestación de servicios, por lo que los funcionarios que deseen acceder a esta situación pueden hacerlo desde el momento del ingreso.

Las excedencias de los Guardias civiles, como situación administrativa,  se regulan en los artículos 90 de la Ley 29/2014, de 28 de noviembre, de Régimen del Personal de la Guardia Civil. Y el artículo 89 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.

En el Artículo 90.1 de la Ley 29/2014, de 28 de noviembre, de Régimen del Personal de la Guardia Civil, se recogen las modalidades de excedencia a las que pueden acogerse los Guardias civiles.

“Los guardias civiles podrán pasar a la situación de excedencia en las siguientes modalidades:

c) Excedencia voluntaria por agrupación familiar.”

En el apartado 4 de dicho artículo se regula:

4. A los guardias civiles se les podrá conceder la excedencia voluntaria por agrupación familiar, sin requisito de haber prestado tiempo de servicios, cuando el cónyuge resida en otro municipio por haber obtenido y estar desempeñando un puesto de trabajo de carácter definitivo, como funcionario de carrera o laboral en cualquiera de las Administraciones Públicas, Organismos Públicos y Entidades de Derecho Público dependientes o vinculados a ella, así como en Órganos Constitucionales o del Poder Judicial y Órganos similares de las Comunidades Autónomas, en la Unión Europea o en Organizaciones Internacionales o un destino de los contemplados en los artículos 75 y 76.

En esta situación se permanecerá un tiempo mínimo de dos años, transcurridos los cuales el interesado permanecerá en el escalafón correspondiente en el puesto que ocupara en ese momento y no será evaluado para el ascenso. Al cesar en ella finalizará la inmovilización pero la pérdida de puestos será definitiva. Si se le concediese esta situación por segunda o sucesivas veces quedará inmovilizado en el puesto que tuviera en el escalafón correspondiente en el momento de la concesión.

El guardia civil en esta situación tendrá su condición de guardia civil en suspenso y, en consecuencia, dejará de estar sujeto al régimen de derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil y a las leyes penales militares y disciplinarias de dicho Cuerpo, pero podrá ascender durante los dos primeros años de permanencia siempre que tenga cumplidas las condiciones de ascenso establecidas en esta Ley.

Durante el tiempo permanecido en esta situación no devengarán retribuciones ni les será computable a efectos de tiempo de servicios, trienios y de determinación de los derechos de Seguridad Social que correspondan.